CDMX y área metropolitana.

 

El Holter es un dispositivo electrónico de pequeño tamaño que registra y almacena ambulatoriamente el electrocardiograma del paciente durante al menos 24 horas. Suele emplearse en pacientes con sospecha de arritmia cardiaca o para diagnosticar una isquemia silente.

¿Cómo se realiza el Holter? Al paciente se le colocan en el tórax varios electrodos conectados al Holter, del tamaño de un teléfono móvil. Transcurrido el tiempo de registro (24 a 48hs), el dispositivo se conecta a una computadora donde se descargan todos los datos recogidos, se procesan y se obtiene información muy útil sobre la frecuencia cardiaca y las posibles alteraciones del ritmo.

 

Cuando los síntomas son esporádicos el Holter convencional tiene una eficacia limitada, ya que el periodo de registro puede no coincidir con el momento en que se manifieste ese síntoma concreto. En estos casos se utiliza un Holter implantable, de tamaño más pequeño, que se coloca bajo la piel y se mantiene ahí hasta que se produzca la incidencia. En ese momento, el paciente acude a su cardiólogo para que se recojan los datos del episodio mediante un programador especial.

¿Qué puedo esperar? El estudio Holter es indoloro. Deberá ir al consultorio del médico para que le coloquen el monitor. Es recomendable bañarse antes de ir al consultorio porque no podrá hacerlo después de que le hayan colocado el monitor ya que éste no debe mojarse. Tras 24 horas (o más), deberá regresar al consultorio del médico para que le quiten los electrodos.