CDMX y área metropolitana.

El estudio de gammagrama cardiaco o medicina nuclear con esfuerzo, permite ver imágenes del corazón en reposo e inmediatamente después de hacer ejercicio. Con este estudio es posible averiguar si hay músculo cardíaco dañado o muerto (infarto), o si existe falta transitoria de riego sanguíneo al mismo por obstrucción de alguna arteria cornaria.

¿Cómo funciona?

Este estudio es casi idéntico a la prueba de esfuerzo convencional, pero los médicos le administrarán una pequeña cantidad de una sustancia radiactiva justo antes de finalizar la fase de ejercicio de la prueba. Esta sustancia radiactiva no es perjudicial al cuerpo ni a los órganos.

Los resultados de la prueba de esfuerzo con medicina nuclear permiten determinar si el corazón no funciona bien mientras usted descansa o cuando hace ejercicio, o si existe un problema en ambos casos. Si el estudio muestra que el flujo sanguíneo es normal mientras descansa pero no cuando hace ejercicio, los médicos saben que el flujo de sangre al corazón no es adecuado cuando usted hace un esfuerzo. El corazón normalmente bombea más sangre en momentos de esfuerzo físico. Si los resultados del estudio son anormales durante ambas fases del estudio (reposo y ejercicio), el corazón tiene una zona cicatrizada o permanentemente privada de sangre. Si los médicos no pueden ver la sustancia radiactiva en una parte del corazón, probablemente signifique que ha muerto esa sección del músculo cardíaco, ya sea debido a un ataque cardíaco previo o porque están obstruidas las arterias coronarias que riegan esa zona del corazón.

¿Qué puedo esperar?

Al igual que en la prueba de esfuerzo convencional, le colocarán sobre el pecho pequeños discos de metal denominados electrodos. Los electrodos están conectados a cables que a su vez están conectados a un electrocardiógrafo.

Cuando los médicos hayan obtenido la información que necesitan de la fase de ejercicio de la prueba, le pedirán que se baje de la banda y vaya a otro cuarto. Le inyectarán una sustancia radiactiva y le pedirán que se acueste sobre una camilla, debajo de una cámara gamma. La cámara se utiliza para obtener imágenes del corazón que puede captar la sustancia radiactiva en su organismo y enviar una imagen a una computadora.

Cuando haya concluido esta parte del estudio, podrá retirarse de la zona de pruebas por unas 3 o 4 horas. Los médicos le pedirán que no haga ejercicio y que no beba ni coma nada que contenga cafeína, tal como café, té, bebidas gaseosas o chocolate. Cuando regrese, le administrarán otra inyección de la sustancia radiactiva. Le pedirán que se acueste sobre la camilla, y la cámara gamma obtendrá imágenes del corazón en reposo. Esto le permitirá a su médico determinar cómo funciona su corazón tanto durante el ejercicio como en reposo.