CDMX y área metropolitana.

El ecocardiograma (frecuentemente llamado ECO) es un perfil gráfico de los movimientos del corazón. Durante una prueba de ecocardiograma, un ultrasonido (ondas sonoras de alta frecuencia) de un transductor colocado en el pecho proporciona imágenes de las válvulas y cámaras del corazón, que permite en otras cosas evaluar la acción de bombeo del corazón. El ECO se combina con ultrasonido Doppler para evaluar el flujo de sangre que recorre las válvulas del corazón.

¿Para qué se hace esta prueba?

La prueba se usa para:

•Determinar la función total de tu corazón.

•Determinar la presencia de muchos tipos de enfermedades del corazón, tales como enfermedades de las válvulas del corazón, enfermedades del músculo cardiaco, enfermedades pericárdicas, endocarditis infecciosa, tumores cardiacos y enfermedades congénitas del corazón.

•Seguir el progreso a través del tiempo de la enfermedad de las válvulas.

•Evaluar la efectividad de los tratamientos médicos o quirúrgicos.

¿Cómo funciona?

La ecocardiografía emplea ondas sonoras de alta frecuencia (también denominadas ondas ultrasonoras) que permiten obtener una imagen animada del corazón. Las ondas sonoras se transmiten por el cuerpo por medio de un transductor, que es un aparato parecido a un micrófono. Las ondas sonoras rebotan del corazón y vuelven al transductor en forma de ecos. Los ecos se convierten en señales eléctricas que producen imágenes del corazón que pueden observarse en una pantalla de televisión.

•La ecocardiografía unidimensional o modo M emplea un haz de ultrasonido dirigido hacia el corazón. La ecocardiografía modo M suele utilizarse más frecuentemente para ver sólo el lado izquierdo (cavidad principal de bombeo) del corazón.

•La ecocardiografía bidimensional produce una imagen animada más amplia del corazón. La ecocardiografía bidimensional es uno de los métodos diagnósticos más importantes.

•La ecocardiografía Doppler mide el flujo de sangre por las arterias y muestra cómo circula la sangre por el corazón. 

¿Qué puedo esperar? 

No es necesario ningún tipo de preparación especial antes de someterse a una ecocardiografía.

Durante el estudio, estará acostado sobre una camilla. Se le colocarán sobre el pecho pequeños discos de metal denominados electrodos. Estos electrodos se conectan a cables que a su vez se conectan a un electrocardiógrafo. Esta máquina registrará su ritmo cardíaco durante la realización del estudio.

A continuación, se le aplicará un gel espeso sobre el pecho. El gel puede estar un poco frío pero no le dañará la piel. Luego el médico utilizará el transductor para enviar y recibir las ondas sonoras.

El médico le colocará el transductor directamente sobre el lado izquierdo del pecho, por encima del corazón, y presionará firmemente mientras mueve el transductor sobre el pecho. Posiblemente le pida que inspire o espire, o que contenga brevemente la respiración. Pero, durante la mayor parte del estudio, deberá permanecer inmóvil.

Este estudio suele tomar un máximo de 45 minutos. No debe sentir dolor ni molestia alguna durante la realización del procedimiento.